Soñar con casas

Soñar con casas

Soñar con casas es muy habitual, sobre todo si estamos trabajando en nuestro desarrollo personal, pero ¿qué significa? Este tipo de sueño nos ofrece muchísima información sobre nosotros mismos si la sabemos interpretar correctamente, así que si quieres saber qué significa presta mucha atención, te damos las pautas básicas sobre dicho significado…

La casa como representación de nuestro yo interior

Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, prestaba mucha atención al mundo onírico y decía que todo lo que aparece en el sueño representa al soñador o a parte de él. Esto quiere decir que todos los personajes y objetos que intervienen en un sueño nos están mostrando aspectos de nuestra vida, de nuestra personalidad o bien de los momentos y circunstancias que estemos viviendo actualmente.

En el caso que nos ocupa, la casa representa nuestra alma, nuestro yo interior o mejor dicho, nuestra “casa” interior.

Así pues, debemos prestar atención al estado de la casa para saber en qué estado nos encontramos…

¿Es una casa nueva o por el contrario se cae a pedazos?

¿Es una casa limpia y ordenada o por el contrario está sucia y abandonada?

¿Es luminosa y armoniosa o es oscura, lóbrega y cuesta respirar dentro de ella?

Si la casa es nueva, luminosa, está limpia, ordenada y nos sentimos a gusto viviendo en ella significa que nos muy sentimos muy bien interiormente y que estamos en paz con nosotros mismos. Pero si por el contrario, la casa de nuestro sueño se parece más bien a la de una película de terror es porque quizá haya viejas creencias que debamos “limpiar” y poner en orden.

Casa moderna o vieja

Presta mucha atención a tu actitud y a tus emociones cuando te mueves por dicha casa. No siempre el que una casa se asemeje más a la de una película de terror tiene que ser necesariamente malo… Por ejemplo, imagina que en tus sueños entras en ella y está abandonada; notas que hace años (por no decir décadas) que nadie habita en ella; el papel de las paredes cuelga en jirones y los techos están desconchados aquí y allá; quedan unos pocos muebles maltrechos de otra época y el suelo está lleno de papeles y objetos rotos. Sin embargo, tu actitud te hace ver la casa con un profundo amor y te dices:

“¡Esta casa tiene muchas posibilidades! Solo necesita algo de trabajo, pero si pinto esto de este color y pongo allí esto y aquello… ¡quedará preciosa!”

En este caso, el estado de la casa refleja que estás haciendo cambios en tu interior pero que tú llevas las riendas de tus emociones (y no al revés), yendo por muy buen camino.

Este tipo de sueños son muy frecuentes cuando nos adentramos en el camino de nuestro desarrollo personal ya que nos hacemos preguntas acerca de nuestras creencias más profundas, repasamos nuestras experiencias vividas, hacemos balance de lo que nos conviene y de lo que debemos dejar atrás, etc. En otras palabras, nos estamos zambullendo en el océano de nuestro mundo interior para efectuar cambios y mejoras y, por tanto, estamos removiendo las aguas de nuestro subconsciente. Cuando dormimos, nuestro hemisferio izquierdo, que es el responsable de nuestra parte más lógica y racional, baja su actividad y trabajamos más con el hemisferio derecho, que es nuestra parte creativa e intuitiva. Por tanto, durante el sueño, estamos en contacto muy directo con nuestro subconsciente y hablando en su mismo idioma a través de los sueños.

Soñar

Las diferentes zonas de la casa

La casa no solo representan nuestro yo interior sino que cada habitación o zona puede darnos información más concreta y detallada acerca de cómo nos encontramos en ese momento o etapa durante la cual estamos teniendo ese sueño.

La cocina representa el lugar donde nos alimentamos, donde nos nutrimos. Y esto no tiene que ir ligado necesariamente a la comida física, puede estar hablándonos de nuestro alimento emocional o espiritual. ¿Qué tipo de alimentos te das? ¿Te cuidas, te quieres, te amas o por el contrario te maltratas, te castigas o te exiges demasiado? ¿Cómo es la cocina en tu sueño, que cosas haces o vives en ella? ¿Cómo te sientes dentro de ella?

El cuarto de baño es el lugar donde nos aseamos, donde nos lavamos, donde nos limpiamos. El agua en el mundo de los sueños representa las emociones. Siempre que sueñes que estás en un cuarto de baño, presta mucha atención, porque puede darte muchísima información. ¿Cómo es el cuarto de baño en tu sueño? ¿Está limpio o está sucio y descuidado? ¿Es espacioso o por el contrario sientes que no puedes moverte con libertad? ¿Te sientes a salvo o temes que alguien pueda entrar en cualquier momento, privándote de tu intimidad? ¿El agua del lavabo del grifo sale clara y limpia o está sucia? Generalmente cuando el agua corre limpia y clara significa que procesamos adecuadamente nuestras emociones.

Mención especial merece el retrete, donde evacuamos la orina y las heces, es decir, lo que nos sobra, las emociones que ya no necesitamos… ¿Cómo es el retrete de tu sueño? ¿Funciona correctamente o está atascado? A veces las heces también simbolizan nuestra parte creativa, salen de nuestro cuerpo y por tanto las estamos creando. Si sientes que no te permiten o no te permites ser creativo, puede que en tu sueño este aspecto esté “atascado”. En el mundo de la vigilia, a veces los bebés se niegan a hacer sus necesidades como acto de rebeldía ya que sienten que es lo único que pueden decidir por sí mismos en un entorno en el que todos los adultos les dan órdenes a todas horas. A veces las personas adultas, cuando sienten que sobreviene una época de escasez o adoptan una mentalidad de carencia, tienden a retener y su cuerpo acaba manifestando esta retención en forma de estreñimiento… como se ve, hasta la “caca” puede darnos mucha información sobre nuestro mundo interior.

Retrete

El dormitorio es el lugar donde yacemos solos o con nuestra pareja, luego puede estar hablando de nuestra relación con esa persona pero también de nuestra relación con nosotros mismos. El dormitorio es el lugar donde descansamos para reconstituirnos, es nuestro santuario particular… ¿Te procuras el descanso adecuado? ¿Te sientes a salvo y bajo protección? Si tienes pareja, también es el lugar (simbólicamente hablando) donde hacemos el amor con ella, por lo que puede estar hablándonos de nuestra sexualidad o de nuestra parte más íntima y personal.

El salón es la zona donde nos reunimos con otras personas, por tanto, nos está hablando de nuestra parte social, de nuestras relaciones con los demás. ¿Cómo es ese salón? ¿Cómo te sientes en él? ¿Tiene una zona de comedor con una mesa grande? ¿Qué hay en esa mesa? A veces, lo que no hay también dice mucho. Si en la casa no hay otras personas puede denotar que sientes soledad, si no hay una mesa dispuesta con menaje o abundantes alimentos puede que te sientas sin recursos, o que creas que eres una persona tímida o retraída.

Las ventanas y puertas nos hablan de apertura o cerrazón. Las ventanas nos comunican con el exterior y pueden permitir la entrada de la luz y el aire fresco al interior. La puerta de entrada es la que nos deja entrar o salir de nuestra casa y las puertas comunican las diferentes estancias del interior entre sí, permitiéndonos acceder o impidiéndonos el paso. ¿Cómo son las ventanas y las puertas de tu casa? ¿Permanecen abiertas o cerradas? ¿Hay alguna puerta que te asuste cruzar? ¿Qué crees que te aguarda al otro lado?

El ático o la buhardilla es la zona más elevada de la casa, subir al ático representa ascender a nuestra parte más alta, puede simbolizar también nuestra parte más mental o bien que nos sentimos ascender en la vida. Por supuesto, la interpretación dependerá de muchos factores. No es lo mismo subir a un ático con alegría y felicidad que entrar con miedo en un ático oscuro y lleno de trastos…

El sótano es quizás, una zona “de manual”. Su simbolismo es más que evidente ya que si el ático está en la parte más alta, ¿dónde está el sótano? Efectivamente, bajar al sótano es la representación exacta de remangarse los pantalones y meterse en el fango de nuestras emociones más profundas y ocultas, de nuestros miedos y fobias y de nuestras creencias más arraigadas sobre nosotros mismos. Es tan evidente, tan antiguo y nos atreveríamos a decir, tan arquetípico, que incluso en las películas se utiliza para infundirnos miedo o temor. Piensa si no, en las películas de terror:

¿Dónde se suelen esconder todos los demonios del inframundo?Sótano

En el sótano.

¿Qué habitación aparece tapiada cuando los nuevos e inocentes compradores toman posesión de su nueva casa?

El sótano.

¿Qué le pasa al incauto que dice: “¡Ahora vuelvo!” y baja al sótano?

Que nunca vuelve.

¿Por qué?

Porque los monstruos-fantasmas-demonios del sótano se lo meriendan.

Los sótanos suelen ser lugares oscuros y la oscuridad representa lo desconocido. Nos da miedo la amenaza que vemos pero nos da pavor la que intuimos que puede estar ahí, pero no podemos ver. Si no piensa, ¿qué te da más miedo: ver al loco que te persigue con un cuchillo o bajar al sótano oscuro donde sabes que se esconde el loco?

Bajar al sótano representa la posibilidad de tener que enfrentarnos a las cosas que no nos gustan de nosotros mismos y eso asusta.

¿Cómo es el sótano de tu sueño? ¿Cómo te sientes bajando a él? ¿Bajas con temor o con seguridad y confianza? ¿Bajas a oscuras o llevas un foco de luz? ¿Cómo es ese foco, es una vela diminuta o una potente linterna? Y eso nos lleva a nuestro siguiente punto…

Habitantes indeseados: Demonios, fantasmas, espíritus o personas que nos asustan

¿Qué personajes pueblan tu casa? ¿Cómo te sientes frente a ellos? ¿Te atacan, te asustan, intentan impedirte que accedas a ciertos lugares o, por el contrario, solo quieren ser escuchados y atendidos?

Generalmente, los demonios, los fantasmas, los espíritus, etc., representan nuestros miedos, también nuestras zonas “oscuras” o bien aquello que creemos que es “oscuro” en nosotros (son nuestras creencias a cerca de nosotros mismos pero no tienen por qué ser verdad). No por casualidad, a nuestros miedos no superados se les llama “viejos fantasmas”.

Cuando soñamos que en nuestra casa habitan estos entes y que nos dan miedo significa que todavía no dominamos la situación, que todavía nos quedan algunas cosas por resolver. Si nos enfrentamos a ellos con valor significa que no tenemos miedo a ahondar en nuestros sentimientos más profundos. Si en el sueño los escuchamos e intentamos ayudarlos veremos cómo en el fondo no son tan malos, es posible que hasta se transformen en niños asustados que solo quieren ser abrazados y queridos. Este tipo de sueño suele ser muy bonito y transformador y hará que te despiertes con una sensación de paz muy agradable.

Puertas

Ladrones e intrusos

Cuando en nuestro sueño aparecen ladrones o intrusos debemos plantearnos cómo nos estamos sintiendo en nuestra vida en ese momento, ¿tal vez sentimos que alguien intenta robarnos algo? ¿A quién hemos conocido recientemente que se está tomando demasiadas libertades con nosotros o que no nos inspira confianza? ¿Tal vez algún familiar o conocido se está entrometiendo en nuestra vida y no nos atrevemos a decirle que “no”? También puede representar miedo a los cambios, tal vez tememos perder algo, como nuestro antiguo “yo”.

Personas en general

¿Qué habitantes viven contigo en la casa? ¿Hay mucha gente con la que te llevas bien? Esto puede reflejar que eres una persona sociable y que disfrutas de la compañía de los demás. ¿Interactúas con niños en la casa de tus sueños? Entonces estamos hablando de tu propio niño interior. ¿Hay mucha gente pero preferirías estar en soledad? Tal vez necesitarías tomarte un tiempo para ti.

¿Reconoces a algún familiar en ella? En ese caso el sueño puede estar hablándonos de nuestra relación con esa persona o bien de las características de dicha persona que reconocemos en nosotros.

Como se puede ver, soñar con una casa puede ser una rica experiencia, incluso si el sueño nos parece a priori poco agradable o incluso aterrador. La interpretación final del sueño depende de ti ya que hay infinidad de factores que pueden influir en su significado, factores que solo tú conoces ya que atañen a tu vida, tus relaciones, tus pensamientos y sentimientos y lo que hayas vivido y experimentado en los últimos días u horas. Pero recuerda que los sueños son solo eso, sueños, y que no pueden hacerte daño, solo traerte valiosa información acerca de cómo te encuentras para que puedas trabajar con ella en tu beneficio. Tu subconsciente es muy sabio y solo desea que estés bien y que seas feliz.

Así que esta noche, antes de acostarte, prepara una libreta y un bolígrafo en tu mesilla de noche. Cuando notes que tus párpados te pesan y que el sueño te vence, respira profundamente y date la siguiente orden mental:

“Esta noche tendré un sueño que me traerá valiosa información. Al abrir mis ojos por la mañana, lo recordaré y lo entenderé”.

Felices sueños.

Dormir

Te recordamos que puedes acceder a nuestro servicio de Asesoría Personalizada para ayudarte a que esté en tu mano resolver problemas concretos o generales que están presentes en tu día a día y que dificultan tu avance y disfrute de tu vida.

Más información sobre nuestro servicio de Asesoría Personalizada.

4 thoughts on “Soñar con casas

  • Me ha encantado.Super interesante y curioso a la vez me encanta q cada día me traiga información valiosa para seguir creciendo interiormente.Gracias!!!!!

    • Mil gracias, Rosa. Nos alegra que te haya aportado valiosa información. Los sueños son una fuente inagotable de autoconocimiento. Con tiempo y práctica, podemos incluso programarlos y viajar por ellos de forma consciente. ¡Un gran abrazo!

  • Como me ha gustado este post, llevo años soñando con casas y ayer mismo se repitió. Es una casa muy antigua pero en una estupenda ubicación y con muchas posibilidades como bien dice arriba. Y así lo siento en mi, viejas formas de hacer que con una buena reforma quedará genial!
    Gracias

    • Muchas gracias, Nieves. Nos alegra mucho que te haya gustado y que confirme lo que intuitivamente ya sabías. No hay nada más motivador que un universo de posibilidades frente a ti. ¡Un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *